Alcazaba de Mérida

 

alcazaba

Junto al puente romano del río Guadiana. Construida por Abderraman II en el año 835 d. C. como bastión para controlar la ciudad, que desde el año 805 se había rebelado continuamente contra el dominio emiral. Primera alcazaba árabe de la península Ibérica.

Es una construcción compleja, que consta de un gran recinto cuadrado de 130 metros de lado capaz de albergar un buen número de tropas. En su interior se encuentran un maravilloso aljibe, edificio singular donde los halla, compuesto de una cisterna de agua inacabable (filtrada desde el Guadiana) a la que se accedía con un doble corredor desde el piso bajo de una torre. En uno de sus extremos se construyó un convento para la Orden de Santiago y que actualmente es la sede de la presidencia de la Junta de Extremadura. Junto al puente romano hay adosado otro recinto más pequeño, el denominado alcazarejo, que controlaba el paso del río a la ciudad.

Los Columbarios. Con esta denominación se conocen dos construcciones funerarias, realizadas a cielo abierto, situadas extramuros de la ciudad romana. Ambos son el mejor ejemplo de las construcciones funerarias de Emérita. Los materiales utilizados para su fabricación son la mampostería y la sillería de granito. En las dos se conservan los epígrafes identificativos de las familias propietarias (los Vaconios y los Julios) por lo que se ha podido conocer el origen y la condición de ellas.

 

« Volver al Índice de Puntos Turísticos